RSS

La Revolución de la TV en mi vida – 1ra. Parte

01 Ago

Como comunicador audiovisual, la TV es muy importante en mi vida, fue un descubrimiento y una revolución que ayudó a cambiar mis perspectivas respecto a todo lo que me rodea.

Mis primeros pasos mirando televisión no eran en mi casa, sino en la del vecino, pasaba horas admirando series como Daniel el Travieso o Los Magníficos, desconocía de la existencia de la televisión por cable y de qué color era la ropa de Daniel.

Pero hay dos fechas importantes en los que la TV cobra protagonismo en mi casa, ambas fechas coinciden con Mundiales de fútbol, la primera es en 1990, mundial de Italia, me regalan por mi cumpleaños una tele a perillas (analógica) en blanco y negro, y lo primero que sintonizamos fue un Show de Xuxa, recuerdo de esa época un simpático comercial de Maverick con música de Eric Clpaton, la inauguración del Mundial Italia ’90 y la derrota de Argentina contra Camerún, también se suman recuerdos de series como El Llanero Solitario y el Lobo del Aire, el partido de Argentina Vs. Brasil, la final contra Alemania

Tiempo después, gracias al ingenio de mi hermano mayor, logramos enganchar de alguna manera video cable, mediante unos cablecitos que ponía en lugar de la antena, se veía un poco con lluvia, pero se veía, y así enganchamos algo que me marcó para toda la vida… HBO Olé, era otoño, lo recuerdo porque barría la verdea las hojas secas mientras un auto con parlantes adornaba el barrio con propaganda Radical. Las primeras películas subtituladas que vimos fueron Rocky, Los Locos Addams y Chucky.

La segunda fecha importante se viene para el Mundial de EE.UU en el ’94, un año antes mamá se compró una tele a color (digital a control remoto). Habíamos decidido colocar video cable, al principio mamá no estaba convencida, sin embargo desde esa fecha hasta hoy día sigue abonando el cable.

Mis primeros canales favoritos eran The Big Chanel y luego Magic Kids, donde todavía tengo vívido el recuerdo de una vaquita de San Antonio, que yo estaba convencido que era mujer, rompía las pelotas entre serie y serie, y se llamaba Cocomiel, también estaba la abejita José Miel, que era una abejita huérfana muy desgraciada, le pasó de todo y ver un capitulo era simplemente suplicar porque alguien termine con su agonía.

Y así empezó todo….

PD: No elvidemos a Alf.

 
Deja un comentario

Publicado por en agosto 1, 2012 en Artículos, Outlet

 

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: